Un tiempo obligatorio para detenerse

En el corazon de Pointe-au-Pic, en la maravillosa region de Charlevoix, cohabitan esta bella casa centenaria de estilo victoriano y el majestuoso rio Saint-Laurent.
 
Con sus ocho cuartos accesibles tan acogedores los unos como los otros.  La Marmite se situa a dos pasos del Manoir Richelieu y de su prestigioso Casino.

El albergue les ofrece paquetes que sabran seguramente hacerlos pasar dulces y apacibles momentos.

Sus anfitrione propietario, Daniel Bergeron asi como sus empleados los acogeran  con su buen humor ofreciendoles una experiencia inolvidable.